All for Joomla All for Webmasters

La democracia está en deuda con el sector de los marginados

Para el coordinador del movimiento, José Luis Ambrosino, faltan más políticas públicas para resolver los problemas de exclusión y marginalidad. Si bien lo realizado a lo largo de dos décadas y media por la organización fue mucho, no alcanza para revertir la situación de extrema pobreza de un sector significativo de la población.

 

EN 2012, LOS SIN TECHO CUMPLE 25 AÑOS DE TRABAJO

 

Con la premisa de que la vivienda mínima ayuda a la constitución de la familia, Los Sin Techo construyó recientemente 19 viviendas en barrio Las Lomas. Para ello, consiguió el financiamiento del Ministerio de Bienestar Social de la provincia.

 

Este año tiene un sabor especial para quienes integran el Movimiento Los Sin Techo: en diciembre se cumplen 25 años de su creación, en coincidencia con la misma cantidad de años que las Naciones Unidas declaró el Año Internacional de Los Sin Techo y la Iglesia Católica sacó un documento abordando el problema.

 

ambrosino2Aunque el padre Atilio Rosso no esté físicamente, José Luis Ambrosino, quien ocupó el cargo de coordinador luego de su fallecimiento, siente que está presente y los guía en todo momento. Las 250 netbooks que llevan entregadas en el marco del programa Primero Mi Primaria, las 19 viviendas construidas en las inmediaciones del Camino Viejo a Esperanza y Regimiento 12 de Infantería para la erradicación ranchos y la creación del primer barrio digital, entre otros logros vinculados al desarrollo de cursos de capacitación y oficios, dan cuenta de ello.

 

En una entrevista que concedió a El Litoral, Ambrosino aclaró que la organización trabaja en los barrios santafesinos mucho antes de 1987, pero ese año fue tomado como referencia ya que las Naciones Unidas y la Iglesia Católica se preocuparon especialmente por los sectores marginados.

 

A manera de balance, dijo que “a pesar del tiempo transcurrido y de que los datos oficiales indiquen que el número de ranchos y casillas de la ciudad disminuyó, la democracia está en deuda con el sector de los marginados. Pasan los gobiernos, los dirigentes... y no hay políticas que resuelvan los problemas de los sectores excluidos”.

 

“Siempre escucho que a los jóvenes se les sugiere que aflojen un poco, que bajen un cambio. Por el contrario, a los que representan a la democracia en los tres poderes del Estado, desde el movimiento les pedimos que suban un cambio, que aceleren su marcha. El tema de los excluidos debe abordarse de manera independiente”, fueron sus palabras. Y agregó: “Los marginados no pueden disfrutar la democracia que tenemos. Son seres sufrientes, individuos que padecen todos los días por el calor, por el frío, la ignorancia, el hambre... Pese a que tienen derechos como todas las personas, no son ciudadanos. La democracia tiene que demostrarle a estos sectores que están en la primera línea de prioridades”.

 

Ambrosino asegura que en la ciudad hay un núcleo importante de personas que no tiene ningún tipo de posibilidades. Concretamente, se refiere al 1,48% de los hogares (2.449 concretamente) que, según el último censo realizado en 2010, habitan en el Departamento La Capital en ranchos y casillas. (Ver cuadro con datos comparativos censos 2001 y 2010).

 

“El gobierno hace viviendas, pero no para el sector marginado que conforman personas que ni siquiera son pobres. Son seres que no tienen recibo de sueldo, trabajo estable y ni siquiera una dirección; por lo que no pueden anotarse a un plan habitacional, por ejemplo. Son N.N. El obrero pobre, de alguna manera es un incluido. Lo que pasa es que es el último de los incluidos”, planteó el coordinador de Los Sin Techo.

 

Desafíos

 

Que en la ciudad de Santa Fe no queden más ranchos ni casillas es la meta propuesta por el Movimiento Los Sin Techo para 2016. En tal sentido, José Luis Ambrosino remarcó que trabajan para que la gente excluida pueda celebrar su independencia. “Hay personas que no son independientes en nada. Ni hablemos en términos políticos o económicos, que ni se lo plantean. Buscamos que esas personas eleven su autoestima, que sepan que pueden tener aspiraciones a futuro”, señaló.

 

También refirió que continuarán con el programa Primero Mi Primaria, que consiste en la entrega de netbooks a los chicos de 1º, 2º y 3º grado para evitar la deserción escolar, y con las acciones que viene llevando adelante en las áreas de Salud, Vivienda y Educación. Todo ello, aclaró, gracias al aporte económico de privados y/o ayudas internacionales.

 

2.449 hogares del departamento La Capital habitan en ranchos y casillas, según datos del último censo.

 

3.500 hogares del departamento La Capital habitaban en 2001 en ranchos y casillas, según el censo realizado ese año.

 

Niños felices. Luego de su muerte, uno de los sueños del padre Atilio Rosso se hizo realidad: que se ponga en marcha el Programa Primero Mi Primaria que tiene por finalidad evitar la deserción escolar. En el marco de esta iniciativa se entregaron 250 netbooks. Fotos: Gentileza Movimiento Los Sin Techo.

 

Barrio digital

Con fondos económicos provenientes del Ayuntamiento de Gijón, en España, Los Sin Techo creó en 2011 el primer barrio digital en la ciudad de Santa Fe. San Pantaleón fue la jurisdicción elegida, es decir, donde se llevó la conexión inalámbrica a Internet (Wi-Fi). Cabe señalar que el sistema de educación satelital implementado allí sentó las bases para el desarrollo de nuevos métodos de enseñanza basados en el uso de las nuevas tecnologías.

 

Siempre presente

El padre Atilio Rosso nació en Leones, provincia de Córdoba, el 23 de noviembre de 1929. Se graduó como doctor en Química en la Universidad Nacional del Litoral y tomó un activo rol en el movimiento estudiantil de los ‘50. Ingresó al Seminario de Santa Fe para iniciar su preparación como sacerdote en 1959.

Fue rector del Colegio Mayor Universitario desde 1965. Allí, el 2 de mayo de 1970, se realizó el Primer Congreso para Sacerdotes del Tercer Mundo. En 1985, fundó en Monte Vera y Ángel Gallardo el Plan de Los Sin Techo hacia los 500 años de Evangelización. En 2004, el Senado de la Nación declaró su “reconocimiento y beneplácito” por la tarea solidaria de Rosso y Los Sin Techo. En 2005, el rey Juan Carlos de España le concedió la Encomienda de la Orden de Isabel La Católica como fundador y “alma mater” del movimiento.

Murió el 23 de abril de 2010, de un infarto masivo al miocardio. Ese día, el sacerdote se encontraba en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis; al día siguiente debía llegar a la provincia de Mendoza para participar de una celebración litúrgica.

 

Historia de la organización

El Movimiento Los Sin Techo es una organización no gubernamental que trabaja para el desarrollo integral del sector más marginado de la ciudad de Santa Fe desde 1985, a través de la puesta en marcha de distintas iniciativas tendientes a encontrar respuestas a los problemas estructurales de los más pobres. En 1987, año que las Naciones Unidas declaró como el Año Internacional de Los Sin Techo y de la Iglesia, a través de la comisión Justicia y Paz, sacó un documento explícito sobre Los Sin Techo, los miembros de la agrupación santafesina, con el padre Atilio Rosso a la cabeza, decidieron tomarlo como el año del nacimiento del movimiento.

 

Durante el período 1985-2000, la organización desarrolló una estrategia basada en responder al derecho a la vivienda, al desarrollo del hábitat y a la falta de organización del sector marginado. En ese marco, hasta el momento, más de 7.000 familias se beneficiaron con planes de erradicación de ranchos y unas 2.690 tuvieron acceso a la red de agua potable domiciliaria. Además, emprendió proyectos de desarrollo urbano, de capacitación, de salud materno infantil, de desarrollo comunitario y de atención a niños con carencias nutricionales y educativas.

Los barrios donde trabaja el movimiento, emplazados mayoritariamente en el oeste de la ciudad, son: Centenario, Varadero Sarsotti, Chalet, El Arenal, San Lorenzo, Villa Oculta, Villa del Parque, Barranquitas Sur, San Pantaleón, Los Hornos, Villa Hipódromo, Las Lomas, San José, Belgrano, Villa Elsa, Chaqueño, Nueva Pompeya, Loyola, La Ranita, El Abasto, San Agustín II y Alto Verde.

 

EL LITORAL

Mónica Ritacca

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

con el sector de los marginados”

“La democracia está en deuda

Para el coordinador del movimiento, José Luis Ambrosino, faltan más políticas públicas para resolver los problemas de exclusión y marginalidad. Si bien lo realizado a lo largo de dos décadas y media por la organización fue mucho, no alcanza para revertir la situación de extrema pobreza de un sector significativo de la población.

a.jpg

EN 2012, LOS SIN TECHO CUMPLE 25 AÑOS DE TRABAJO

“La democracia está en deuda con el sector de los marginados”

Rancho erradicado. Con la premisa de que la vivienda mínima ayuda a la constitución de la familia, Los Sin Techo construyó recientemente 19 viviendas en barrio Las Lomas. Para ello, consiguió el financiamiento del Ministerio de Bienestar Social de la provincia.

Mónica Ritacca

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Este año tiene un sabor especial para quienes integran el Movimiento Los Sin Techo: en diciembre se cumplen 25 años de su creación, en coincidencia con la misma cantidad de años que las Naciones Unidas declaró el Año Internacional de Los Sin Techo y la Iglesia Católica sacó un documento abordando el problema.

Aunque el padre Atilio Rosso no esté físicamente, José Luis Ambrosino, quien ocupó el cargo de coordinador luego de su fallecimiento, siente que está presente y los guía en todo momento. Las 250 netbooks que llevan entregadas en el marco del programa Primero Mi Primaria, las 19 viviendas construidas en las inmediaciones del Camino Viejo a Esperanza y Regimiento 12 de Infantería para la erradicación ranchos y la creación del primer barrio digital, entre otros logros vinculados al desarrollo de cursos de capacitación y oficios, dan cuenta de ello.

En una entrevista que concedió a El Litoral, Ambrosino aclaró que la organización trabaja en los barrios santafesinos mucho antes de 1987, pero ese año fue tomado como referencia ya que las Naciones Unidas y la Iglesia Católica se preocuparon especialmente por los sectores marginados.

A manera de balance, dijo que “a pesar del tiempo transcurrido y de que los datos oficiales indiquen que el número de ranchos y casillas de la ciudad disminuyó, la democracia está en deuda con el sector de los marginados. Pasan los gobiernos, los dirigentes... y no hay políticas que resuelvan los problemas de los sectores excluidos”.

“Siempre escucho que a los jóvenes se les sugiere que aflojen un poco, que bajen un cambio. Por el contrario, a los que representan a la democracia en los tres poderes del Estado, desde el movimiento les pedimos que suban un cambio, que aceleren su marcha. El tema de los excluidos debe abordarse de manera independiente”, fueron sus palabras. Y agregó: “Los marginados no pueden disfrutar la democracia que tenemos. Son seres sufrientes, individuos que padecen todos los días por el calor, por el frío, la ignorancia, el hambre... Pese a que tienen derechos como todas las personas, no son ciudadanos. La democracia tiene que demostrarle a estos sectores que están en la primera línea de prioridades”.

Ambrosino asegura que en la ciudad hay un núcleo importante de personas que no tiene ningún tipo de posibilidades. Concretamente, se refiere al 1,48% de los hogares (2.449 concretamente) que, según el último censo realizado en 2010, habitan en el Departamento La Capital en ranchos y casillas. (Ver cuadro con datos comparativos censos 2001 y 2010).

“El gobierno hace viviendas, pero no para el sector marginado que conforman personas que ni siquiera son pobres. Son seres que no tienen recibo de sueldo, trabajo estable y ni siquiera una dirección; por lo que no pueden anotarse a un plan habitacional, por ejemplo. Son N.N. El obrero pobre, de alguna manera es un incluido. Lo que pasa es que es el último de los incluidos”, planteó el coordinador de Los Sin Techo.

Desafíos

Que en la ciudad de Santa Fe no queden más ranchos ni casillas es la meta propuesta por el Movimiento Los Sin Techo para 2016. En tal sentido, José Luis Ambrosino remarcó que trabajan para que la gente excluida pueda celebrar su independencia. “Hay personas que no son independientes en nada. Ni hablemos en términos políticos o económicos, que ni se lo plantean. Buscamos que esas personas eleven su autoestima, que sepan que pueden tener aspiraciones a futuro”, señaló.

También refirió que continuarán con el programa Primero Mi Primaria, que consiste en la entrega de netbooks a los chicos de 1º, 2º y 3º grado para evitar la deserción escolar, y con las acciones que viene llevando adelante en las áreas de Salud, Vivienda y Educación. Todo ello, aclaró, gracias al aporte económico de privados y/o ayudas internacionales.

2.449

hogares

del departamento La Capital habitan en ranchos y casillas, según datos del último censo.

3.500

hogares

del departamento La Capital habitaban en 2001 en ranchos y casillas, según el censo realizado ese año.

“La democracia está en deuda con el sector de los marginados”

Niños felices. Luego de su muerte, uno de los sueños del padre Atilio Rosso se hizo realidad: que se ponga en marcha el Programa Primero Mi Primaria que tiene por finalidad evitar la deserción escolar. En el marco de esta iniciativa se entregaron 250 netbooks. Fotos: Gentileza Movimiento Los Sin Techo.

Barrio digital

Con fondos económicos provenientes del Ayuntamiento de Gijón, en España, Los Sin Techo creó en 2011 el primer barrio digital en la ciudad de Santa Fe. San Pantaleón fue la jurisdicción elegida, es decir, donde se llevó la conexión inalámbrica a Internet (Wi-Fi). Cabe señalar que el sistema de educación satelital implementado allí sentó las bases para el desarrollo de nuevos métodos de enseñanza basados en el uso de las nuevas tecnologías.

Siempre presente

El padre Atilio Rosso nació en Leones, provincia de Córdoba, el 23 de noviembre de 1929. Se graduó como doctor en Química en la Universidad Nacional del Litoral y tomó un activo rol en el movimiento estudiantil de los ‘50. Ingresó al Seminario de Santa Fe para iniciar su preparación como sacerdote en 1959.

Fue rector del Colegio Mayor Universitario desde 1965. Allí, el 2 de mayo de 1970, se realizó el Primer Congreso para Sacerdotes del Tercer Mundo. En 1985, fundó en Monte Vera y Ángel Gallardo el Plan de Los Sin Techo hacia los 500 años de Evangelización. En 2004, el Senado de la Nación declaró su “reconocimiento y beneplácito” por la tarea solidaria de Rosso y Los Sin Techo. En 2005, el rey Juan Carlos de España le concedió la Encomienda de la Orden de Isabel La Católica como fundador y “alma mater” del movimiento.

Murió el 23 de abril de 2010, de un infarto masivo al miocardio. Ese día, el sacerdote se encontraba en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis; al día siguiente debía llegar a la provincia de Mendoza para participar de una celebración litúrgica.

Aportes de Los Sin Techo.pdf
Censos 2001-2010.pdf

/// LA FIGURA

El Movimiento Los Sin Techo es una organización no gubernamental que trabaja para el desarrollo integral del sector más marginado de la ciudad de Santa Fe desde 1985, a través de la puesta en marcha de distintas iniciativas tendientes a encontrar respuestas a los problemas estructurales de los más pobres. En 1987, año que las Naciones Unidas declaró como el Año Internacional de Los Sin Techo y de la Iglesia, a través de la comisión Justicia y Paz, sacó un documento explícito sobre Los Sin Techo, los miembros de la agrupación santafesina, con el padre Atilio Rosso a la cabeza, decidieron tomarlo como el año del nacimiento del movimiento.

Durante el período 1985-2000, la organización desarrolló una estrategia basada en responder al derecho a la vivienda, al desarrollo del hábitat y a la falta de organización del sector marginado. En ese marco, hasta el momento, más de 7.000 familias se beneficiaron con planes de erradicación de ranchos y unas 2.690 tuvieron acceso a la red de agua potable domiciliaria. Además, emprendió proyectos de desarrollo urbano, de capacitación, de salud materno infantil, de desarrollo comunitario y de atención a niños con carencias nutricionales y educativas.

Los barrios donde trabaja el movimiento, emplazados mayoritariamente en el oeste de la ciudad, son: Centenario, Varadero Sarsotti, Chalet, El Arenal, San Lorenzo, Villa Oculta, Villa del Parque, Barranquitas Sur, San Pantaleón, Los Hornos, Villa Hipódromo, Las Lomas, San José, Belgrano, Villa Elsa, Chaqueño, Nueva Pompeya, Loyola, La Ranita, El Abasto, San Agustín II y Alto Verde.

Historia de la organización

MOVIMIENTO LOS SIN TECHO

San Jerónimo 3328

(3000) Santa Fe - Argentina

 

Estamos en